Los 5 errores más comunes en Word

Los errores de Word son más comunes de lo que crees. Como todo software del mundo, un procesador de texto como éste puede darte algunos dolores de cabeza. Más que todo, los problemas Microsoft Word, se presentan con la carga de archivos y su compatibilidad con versiones más modernas.

Sin más rodeos, aquí te presentamos un Top 5, con los errores de Word más comunes:

1. Incompatibilidad con archivos .docx

Quizá no sea uno de los errores más comunes en Word. Y es que si esto te sucede es porque tienes la versión Word 2003. El archivo con sufijo .docx es porque representa un formato que empezó a tener vigencia desde el año 2007, con el lanzamiento de Office 2007.

Si ese es tu caso, tendrás que descargar un pack de compatibilidad. Aunque, una de las maneras más fácil para solventar esto, es pedirle a un amigo que abra el archivo en su programa de Word y a la hora de guardarlo, elija ja opción de documento .doc y/o versión compatible con Word 97-2003.

2. Desapareció la barra de herramientas

Un problema con el Word que puede ocurrirte con frecuencia es que esa gran barra de herramientas, donde se gestiona todo lo de edición, desaparezca. Esto ocurre cuando se minimiza esa franja, pulsando sobre ese minúsculo botón que parece una flecha apuntando hacia arriba, ubicado en su esquina inferior derecha.

Vamos, presiona ahora mismo esa flecha, acepta el reto. ¡Desapareció! Ahora pulsa sobre una de las opciones de arriba. Es decir, en “Archivo”, “Inicio”, “Insertar” o “Referencias”. La barra vuelve a aparecer, pero ¿viste que la flecha se transformó ahora en una chincheta?

Esta es la solución para los problemas Microsoft Word más modernos. En versiones anteriores, aparece la misma flecha en la esquina, pero hacia abajo.

3. Un mensaje inevitable y constante al abrir los documentos Word

Otro de los errores de Word más frecuentes, pero a la vez se presenta porque es una alternativa que tiene el programa para protegerte. Word no abrirá documentos que considera que hayan pasado por sitios no seguros u otros servidores con características parecidas.

En este caso, el documento Word se desconfigura y es necesario guardarlo primero en tu disco duro. Después de esto, localiza el lugar donde esta el archivo y dale clic derecho para ir a “Propiedades”. En esta ventana verás la opción de “Desbloquear”. Clic ahí y eso es todo.

Si consideras que el archivo viene de un lugar seguro, no dudes hacerlo. En caso contrario, estás asumiendo un riesgo.

Hay sin embargo otra opción a considerar sobre estos errores de Word. Usa el siguiente método. Pulsa sobre “Archivo” y “Abrir”. En cuanto encuentres el archivo no pulses “Enter” para abrirlo de inmediato. En la opción de “Abrir” verás que existe una flechita de menú desplegable.

Pulsa ahí y luego da clic en “Abrir y reparar”. Así solucionarás este problema Microsoft Word.

4. Guardado automático: no guardó ni una sola línea

Word tiene una funcionalidad muy interesante que debes tener en cuenta. Te ahorrará mucho trabajo en caso de que se vaya la luz o tu PC sufra algún error que te forcé a reiniciar. O bien, cuando cierras el programa de manera involuntaria o eres victima de una serie de errores de Word.

En este caso, configura el tiempo de guardado. Para ello, da clic sobre “Archivo” y luego ve hasta abajo a “Opciones”. Una vez allí vas a la sección de “Guardar”. Te aparecerá la opción: “Guardar información de Autorecuperación cada []”. En [] debes especificar el tiempo en minutos de cuando se guardará automáticamente.

5. Siempre aparecen la misma fuente predeterminada

No se considera propiamente uno de los errores de Word más comunes, pero sí algo que te flexibilizará tu estilo de trabajar en este programa. Si necesitas trabajar con tu propia fuente y en el tamaño que quieras, debes ir a la sección de “Fuente” que se encuentra en las opciones de “Inicio”, entre “Archivo” e “Insertar”.

Pulsa sobre esa pequeña flecha de la esquina, al lado de donde dice “Fuente”. Una vez hayas escogido la fuente y el tamaño que deseas, debes dar clic sobre el botón de “Establecer como predeterminado”. Te da dos opciones. Pulsa sobre la segunda: “¿Todos los documentos basados en la plantilla Normal?” ¡Y eso es todo!

Conclusión

Existen muchos procesadores de texto aparte de lo que representa el tradicional Word de Microsoft. Depende de ti elegir el más adecuado. Entre esta variedad algunos te llamarán más la atención por su diseño y sencillez. Aunque lo más importante es apoyarse en sus alcances y sus funcionalidades.

Tomarse el tiempo de investigar a profundidad el potencial de cada uno te ayudará decidirte por el mejor. O bien, llegar a la conclusión de que Word tiene todo lo que necesitas.

Tu opinión es muy importante para nosotros 😊💙

Deja un comentario